Un antídoto ante la discriminación de género.

| Publicado por | Categorías: Reflexiones

Un antídoto ante la discriminación de género.

Compartido por Miriam Jerez, psicoterapeuta

Hoy quiero compartir con todos vosotros este vídeo, porque, en este pueblo, cada vez que nace una niña, se plantan 111 árboles en su honor. Esta tradición está asegurando que tanto las niñas, como los árboles crezcan fuertes y saludables.

Como un antídoto ante la discriminación de género. La aldea de Piplantri en Rajastán, India da una recompensa a los padres y plantan 111 árboles por cada niña nacida.

Los padres firman un contrato en donde se comprometen a cuidar de los árboles, enviar a sus hijas a la escuela, y no casarlas antes de la edad adecuada.

La tradición se lleva a cabo desde hace 6 años y ha resultado en el crecimiento de más de 300.000 árboles y ha ayudado a que padres reacios acepten a sus hijas sin considerarlas una carga.

Desde su implementación no se han reportado infanticidios ni violaciones. Y cada vez que una niña se salva la tierra también lo agradece.

Si quieres ver el vídeo haz clic aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *